Oremos Por Nuestros Pastores

Ora por Nuestros Pastores
Ora por el Pueblo de Dios
Ora por la Providencia de Dios

Ora por los Perdidos

El pastor colgó el teléfono y respiró con cierta tranquilidad. Había sido una llamada telefónica larga y difícil de uno de sus miembros mas valiosos, lo bueno es que al final de la llamada hubo reconciliación y el deseo de continuar hacia adelante de manera saludable en su relación, dando gloria a Dios. Por lo menos es lo que él pensó. Las próximas semanas trajeron mas conflicto con esa hermana y otros que la apoyaban.

Debido a las cosas malas que se dijeron de él, el pastor empezó a preguntarse. ¿He sido un pastor amoroso con mi congregación?

¿Mi iglesia me ama? ¿Tengo las características de liderazgo necesarias para dirigir a esta iglesia? ¿Estoy seguro de que Dios me ha llamado a ser pastor aquí? ¿De verdad Dios me llamo?

Situaciones así pasan a los pastores mas seguido de lo que nos imaginamos. Mientras algunos pastores son capaces de pasar las dificultades y salir de ellas con una mejor relación con su iglesia y/o una mejor relación con Dios, ¡otros no!

Esa es la razón por la cual nuestros necesitan nuestra oración.

Ellos necesitan mucha mas fuerza de las que tienen. Necesitan recordar que ellos son aprobados por Dios. Necesitan conocer y recibir la misericordia y gracia de Dios al confrontar sus propias fallas. Necesitan la seguridad de que el llamado de Dios para ellos es verdadero y que Dios tiene un propósito para ellos: que es proclamar el evangelio
y dirigir a la gente a Jesús y no a ellos mismos.

Cuando oramos por nuestros pastores, los capacitamos para darle Gloria a Dios al entender y reconocer que es solo a través de Su poder que pueden servir humildemente al Señor y a su iglesia.

En su carta a Timoteo, el apóstol Pablo expresa esta humildad y dependencia en Dios.

1 Timoteo 1:12-17 (RVR1960)

Doy gracias al que me fortaleció, a Cristo Jesús nuestro Señor, porque me tuvo por fiel, poniéndome en el ministerio habiendo yo sido antes blasfemo, perseguidor e injuriador; mas fui recibido a misericordia porque lo hice por ignorancia, en incredulidad. Pero la gracia de nuestro Señor fue más abundante con la fe y el amor que es en Cristo Jesús. Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que habrían de creer en él para vida eterna. Por tanto, al Rey de los siglos, inmortal, invisible, al único y sabio Dios, sea honor y gloria por los siglos de los siglos. Amén

Mientras usted ora por los pastores hoy, considere incluir las siguientes ideas además de lo que Dios ponga en su corazón:

—Gracias Padre por haber salvado a estos hombres. Llamándolos a una vida apartada para Ti para amarte a través de tu hijo Jesús. Permite que conozcan y aprecien tu gran misericordia y gracia. Y que ellos muestren la misma misericordia y gracia al pastorear. Aléjalos del pecado hoy. Protégelos de las artimañas y ataques del enemigo.

—Gracias, Señor por llamar a estos hombres a servirte. Recuérdales hoy ese llamado. Asegúrales nuevamente que están donde Tu quieres que estén. Y que humildemente reconozcan que muestras tu grandeza a través de su debilidad. Aléjalos del orgullo hoy.

—Gracias, Dios por permitirles a estos hombres dirigir a tu pueblo. Úsalos hoy para mostrar tu gran amor y paciencia. Así como Tú los amas, ayúdalos a amar a tu pueblo. Permíteles dirigir y amar mientras pastorean tu rebaño. Ayúdalos a poner las necesidades de otros por encima de las de ellos. Aléjalos del egoísmo y la flojera hoy.

—Gracias, Padre por hacer lo que solo tu puedes hacer en estos hombres y sus ministerios. Pequeño o grande, que te den toda la Gloria y el honor hoy. Ayúdalos a ver donde estas trabajando hoy y guíalos a glorificarte. No les permitas gloriase en lo que el mundo celebra, pero déjalos celebrar lo que tu haces y ellos ven en tu pueblo. Aléjalos de la derrota y el desanimo hoy.

— Ashley Evans
Pastor de 22nd Street Baptist Church en Tucson

Ora por Nuestros Pastores
Ora por el Pueblo de Dios
Ora por la Providencia de Dios

Ora por los Perdidos