Orar por los Perdidos

Ora por Nuestros Pastores
Ora por el Pueblo de Dios
Ora por la Providencia de Dios

Ora por los Perdidos

Este pasaje me obsesiona.

2 Thessalonians 1:7b-10 (CSB)

“…cuando el Señor Jesús aparezca desde el cielo. Él vendrá con sus ángeles poderosos, en llamas de fuego, y traerá juicio sobre los que no conocen a Dios y sobre los que se niegan a obedecer la Buena Noticia de nuestro Señor Jesús. Serán castigados con destrucción eterna, separados para siempre del Señor y de su glorioso poder. Aquel día cuando él venga, recibirá gloria de su pueblo santo y alabanza de todos los que creen. Esto también los incluye a ustedes, porque creyeron lo que les dijimos acerca de él.”

La mayoría de la gente en Arizona parece perdida espiritualmente y desconectada
de Jesús. Como un hombre me dijo, “Si el evangelio es verdad, yo quiero ir al infierno cuando muera, porque toda mi familia y amigos están ahí”

Oro porque esto te detenga a pensar.

Jesús y sus discípulos invirtieron tiempo en el espacio del templo y la sinagoga y viajaron dentro del espacio de la comunidad. Una lectura cuidadosa de los evangelios demuestra que estuvieron mas tiempo en el espacio de la comunidad que en el espacio de la iglesia.

Jesús fue llamado amigo de pecadores: (Lucas 7:34 NTV) “El Hijo del Hombre, por su parte, festeja y bebe, y ustedes dicen: “Es un glotón y un borracho, ¡y es amigo de cobradores de impuestos y de otros pecadores!”.

El Señor entro en las comunidades quebrantadas de Israel. ¿Como es que personalmente usted entra en las comunidades quebrantadas de Arizona y se une a Jesús en su misión de rescatar a los que están perdidos y desconectados el modelo de Jesús hoy día? Déjeme poner a su consideración los siguientes tres espacios.

El primer espacio es el hogar y los que lo habitan. El segundo espacio es el lugar de trabajo y el tercero es el espacio publico, donde la comunidad se reúne.

Por supuesto, el ministerio en nuestro hogar o primer espacio es indispensable. Debemos de practicar lo que predicamos y vivir vidas santas compartiendo el evangelio en palabra y obra con los que amamos en nuestro hogar.

El Segundo espacio es nuestro lugar de trabajo. Típicamente se nos paga por trabajar y ser buenos empleados. Si usted les predica a sus compañeros de trabajo a lo mejor va a perder su empleo. Sea sabio y sazone sus conversaciones compartiendo como la fe guía su vida. Ore por sus compañeros de trabajo y mire como Dios usa su vida en conversaciones muy normales en los tiempos de descanso y en el tercer espacio también.

El tercer espacio es indispensable en evangelismo. En North América y con la cultura del siglo XXI, necesitamos enfatizar el escuchar por sobre el hablar, porque de acuerdo con Santiago 2:19 seremos juzgados por como oímos.

Note en Lucas 5 que Jesús caminaba en la comunidad y conversaba con los religiosos y los no religiosos por igual. Los estudios demuestran como esas personas tenían interés en escuchar la narración de vidas cambiadas como los cristianos compartimos en nuestro testimonio.

Acerquémonos a estos tres espacios de nuestra comunidad y veámoslos como nuestro campo misionero.

Identificando los seis elementos en su comunidad le ayudara a lidiar con los terceros espacios y creo que este ejercicio sirve en áreas rurales, ciudades pequeñas y comunidades en la ciudad.

1. Estructuras y edificios: ¿Que estructuras, edificios, restaurants y mercados (viejos o nuevos) hay en su comunidad?

2. Letreros y arte: ¿Que hay en su tercer espacio? ¿Ve algún tema(s), y que es lo que esto le dice de su comunidad?

3. Dinámicas del espacio: ¿Como esta su comunidad construida? ¿Tiene calles angostas o anchas, estacionamiento gratuito, línea para bicicletas, gente caminando, lugares para jugar, descansar o relajarse, etc.? ¿Las dinámicas de espacio permiten la platica o interacción o solo el paso de la gente?

4. Representación Espiritual: DIOSESTAAQUI

¿Que lugares formales para adorar ve usted y que actividades o servicios ofrecen? Puede encontrar letreros como los de algunos grupos ateos “En No Dios Confiamos” o clubes nocturnos, pornografía, dispensarios de mariguana. Si hay algo así, ¿que le dice esto a su vida de oración?

5. Interacción Social: ¿Como es que la gente viaja en su comunidad? ¿Donde invierte su tiempo la gente de su comunidad? ¿Hay espacios internos y externos para la gente? ¿Que eventos anuales se llevan a cabo en su comunidad? ¿Que se celebra en su comunidad?

6. Información: ¿Cual es la información inicial del lugar donde esta su comunidad? ¿Que esta cambiando en su comunidad?

Basados en este ejercicio considere las siguientes preguntas:

Primero: ¿que hace a su comunidad única?

Segundo: ¿Cual es la temperatura espiritual en su comunidad?

Tercero: ¿donde y como es que la comunidad se conecta? Piense como Mr. Rogers por un momento y pregunte: ¿Quien es la gente de mi vecindario? Quien trabaja en el supermercado, cafetería/restaurante, mercado callejero, salón de belleza/ peluquería, taller automotriz, la oficina del doctor, campo de golf, quienes andan en bicicleta o juegan básquetbol, etc.? ¿Conozco los nombres de algunas de estas personas?

Es usted amigo de los pecadores, aquellos lejos de Dios, espiritualmente perdidos y/o desconectados? El quebrantamiento en que vivimos no tiene barreras socioeconómicas. La gente adinerada tiene tanta necesidad del evangelio como cualquier otra. Su presencia física en un grupo del tercer espacio puede dirigir a conversaciones que conecten. De echo los nuevos amigos estarán abiertos a oír su historia de cambio de vida y a una invitación para asistir a una comunidad cristiana.

Anímese, Dios esta trabajando en su comunidad y terminara su trabajo a través de su pueblo.

Únase a El.

“¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el SEÑOR tu Dios está contigo dondequiera que vayas” Josué 1:9 (NTV)

— EdwardPearsoneselFacilitador del Church Life Team con la Arizona Southern
Baptist Convention.

Ora por Nuestros Pastores
Ora por el Pueblo de Dios

Ora por la Providencia de Dios
Ora por los Perdidos